15 de junio - Grupo de Encuentro - Atención y Consciencia

El próximo viernes 15 de junio, nos volvemos a ver para hablar sobre Atención y Consciencia, tema a petición de algunas personas del grupo. La consciencia es la facultad de darnos cuenta de lo que está sucediendo dentro y fuera de nosotros. La atención es un requisito para la consciencia. 

 

Las ultimas investigaciones realizadas determinan que la consciencia se desarrolla con la edad. Se estima que el cerebro humano está maduro para adquirir esta capacidad en torno a los 14 años. Es corriente que antes de esta edad niños y adolescentes estén enfocando su atención sobre un determinado objeto u acción, por ejemplo pantalla del móvil, televisión, videoconsola, etc.,  sin que tomen consciencia de que alguien les reclama su atención. A esto se le ha denominado “ceguera atencional”. Ahora bien, ¿este estado de ceguera atencional se prolonga en la edad adulta?

 

Muchas personas adultas tienen verdadera dificultad en prestar atención o concentrarse incluso en las actividades más simples, triviales y cotidianas. Constantemente mantienen un discurso mental, evocando el pasado, proyectando el futuro o temiéndolo. Este diálogo interno es la conversación que se mantiene con uno mismo. Es un tipo de pensamiento circular que no conduce a ningún fin.

Preguntémonos: ¿Cuántos momentos ha habido durante esta semana en los que he estado completamente concentrado en lo que hacía?

 

Estar presente es el mayor talento que una persona puede percibir. En el estado de atención plena nuestras facultades y capacidades mentales se potencian conectándonos con lo que está más allá de uno mismo y su individualidad.  

 

Una práctica muy sencilla para el día a día consiste en ubicar nuestro foco de atención en lo que estamos haciendo: Observa con atención la respiración. Date cuenta de que estás inhalando y exhalando. A continuación, toma consciencia de lo que estás haciendo en este momento y cómo. No importa si estás cocinando, trabajando, paseando, viendo la televisión, etc. Se trata de que tu pensamiento se ocupe íntegramente de ello. Toma consciencia, al tiempo, de lo que estás sintiendo en tu cuerpo.

 

Os esperamos ¡¡¡