¡Construyamos juntos un nuevo parque al lado del Huerto Comunitario de Manoteras!

Jornada participativa para la creación del Parque del Encuentro - 3 de marzo





Una jornada participativa - Soñando el Parque de "El encuentro"

El pasado viernes 3 de marzo más de 45 vecinos de Manoteras, entre mayores y niños, se reunieron en el Instituto Arturo Soria invitados por la Asociación Vecinal (AVM) para conversar sobre el proyecto de un nuevo parque para el barrio. Si bien la respuesta a la invitación ha sido muy buena, se ha echado en falta la participación de más jóvenes, más personas mayores y más vecinos de las calles que lindan con el futuro parque, por lo que se prestará especial atención en contactar a estos colectivos para el próximo encuentro previsto para finales de marzo.

 

Iniciamos la jornada con una bienvenida  a los asistentes por parte de Miguel Ángel López, presidente de la AVM, y una presentación del proyecto del nuevo parque que la asociación va a proponer al Ayuntamiento en los próximos días a través de los presupuestos participativos de gasto. Para esta iniciativa y las otras dos que la AVM publicará en Decide Madrid  (un centro cívico y la remodelación de las instalaciones del Spartac)  se pidió ayuda para su difusión y el período del 11 al 24 de marzo. También se informó de que si no se conseguía por esta vía, se buscarían caminos alternativos para llevar adelante este proyecto.

 

Después de presentarnos y compartir historias del barrio, experimentamos un proceso de diálogo estructurado a través de una práctica conocida como el “café del mundo” que permite compartir muchas ideas en un tiempo relativamente corto a través de rondas de conversaciones.  El propósito de este encuentro fue poner en común lo que está sucediendo en el descampado y explorar juntos la transformación que desearíamos ver en este espacio. No pretendíamos llegar a soluciones concretas, sino tomar conciencia sobre los deseos del vecindario que acudiera al encuentro.

 

A lo largo de las casi tres horas que duró el encuentro los participantes se distribuyeron en grupos de seis o siete personas en torno a seis mesas provistas de un mantel de papel, rotuladores y post-its con los que recoger todas las ideas compartidas. En cada ronda todos los participantes, excepto el que actuaba de anfitrión, cambiaron de mesa. Así, todos tuvieron la oportunidad de escuchar e intercambiar ideas con otros participantes. Esta interacción permitió identificar muchos intereses en común, así como algunas situaciones e ideas novedosas para la mayoría. 

 

Al final del encuentro cada anfitrión de mesa presentó las principales ideas que pueden sintetizarse en torno a las dos grandes preguntas:

 

●         ¿Qué pasa actualmente en el espacio donde queremos proyectar un parque en común?

●         ¿Qué me gustaría que pasara/hubiera en nuestro futuro parque?

 

Los diferentes grupos han coincidido en el estado actual de abandono y suciedad de este espacio que hoy es depósito de basuras, excrementos de perros y posible foco de incendios. Varios han comentado el problema de la seguridad de la zona, sobre todo de noche,  cuando se ve afectada por el trapicheo de drogas y  las carreras de coches en la calle Roquetas del Mar y otros han hablado del mal uso que se le da al aparcamiento frente a los bloques de la calle Mojácar (taller mecánico).  También se ha mencionado el problema de las cotorras, la presencia de una subestación eléctrica y la falta de accesibilidad en todo el espacio.  Pero no todas han sido referencias negativas, y también se ha hablado de las reuniones sociales (celebraciones, picnics, encuentros de mayores en los bancos al sol, partidos de voleibol),  actividades del huerto (cultivo y noches del huerto) que tienen lugar en este espacio de paso y, a la vez, frontera del barrio.

 

Cuando hemos explorado la pregunta “¿qué me gustaría que pasara en nuestro futuro parque?” ha habido coincidencia en cuanto a que haya “vida” y mucha gente. También se ha expresado el deseo que este parque sea un espacio de reunión abierto al barrio y compartido entre mayores y menores, una zona segura, adaptada y accesible, un circuito inclusivo, un sitio integrador, cultural (noches del huerto) y lúdico, un lugar en donde se cultive la tierra, la cultura y las relaciones y en donde se respete lo que ya se hace y se cuide lo que se haga.

 

En la última ronda hemos concretado la pregunta anterior sobre lo que nos gustaría que hubiera en nuestro futuro parque.  Aquí hubo coincidencia en relación con varias propuestas que enumeramos en orden por la frecuencia con que han surgido. Las propuestas que más veces fueron presentadas con diferentes expresiones han sido:

 

●         un espacio para las artes (sitio para escuchar música, auditorio con escenario fijo, escenario y gradas, quiosco de verano e invierno, templete, anfiteatro, exposiciones al aire libre)

●         unas instalaciones para comer (merendero, “Biergarten”, chiringuito, parrilla, mesas y sillas multiusos)

●         una zona de árboles (arboreto donde los árboles lleven su nombre).

●         una nueva zona de huerto que incluya jardines verticales y una compostera para el barrio

●         un parque infantil y la propuesta de una pared sensorial para niños (y también para adultos)

●         unos baños públicos

●         unas nuevas instalaciones lúdico-deportivas y mejora de la actual pista de deportes (mesa de ping-pong, pistas de voleibol y de patinaje, frontón, petanca, tirolinas, aparatos para que los mayores hagan ejercicios)

 

En torno a la subestación eléctrica se ha expresado el deseo de quitarla y también el deseo de reconvertirla en un parque post-industrial (árboles de hierro con la estructura de la estación). En relación con el parking se propuso delimitar la zona para aprovechar mejor el espacio aparcando en batería.

 

Otras propuestas que se mencionaron han sido el alumbrado, una fuente, unos bancos para sentarse y papeleras, además de  un espacio para un mercadillo vecinal y una zona zen.

 

Tras la presentación de los anfitriones, nos reunimos en círculo para cerrar el encuentro compartiendo la versión gráfica de nuestras conversaciones junto con los dibujos de los niños y  nos despedimos hasta el próximo encuentro.

 

Agradecemos a Miguel Ángel, Cristina, Alberto, Juan y todo el equipo de Urbanismo de la Asociación Vecinal de Manoteras por darnos la oportunidad de facilitar esta conversación y su apoyo en la difusión,  a Diego por los estupendos carteles, a la directora del Instituto Arturo Soria, Pilar Moreno,  y a Sagrario del AMPA por abrir el colegio a esta iniciativa de diálogo, a Sagrario, Sole y Sofía por hacerse cargo de la ludoteca, a Miguel por ocuparse de los equipos de audio y video, a Javier y a Marcos por grabar el entorno y el encuentro, a Toñi por estar pendiente de nosotros hasta el final del encuentro y a todos los participantes por su compromiso y entusiasmo.

 

Esperamos con ilusión volver a reunirnos en las próximas semanas para continuar conversando e ir concretando el proyecto que los vecinos de Manoteras quieran imaginar y acordar.

 

Equipo SoL España: José María Zamarrón, Efa Rimoldi, María Lorente e Irene Zurborn

 

Descarga
¿Quieres saber cómo fue el encuentro participativo?
Puesta en Comun EncuentroParqueManoteras
Documento Adobe Acrobat 910.5 KB

Escribir comentario

Comentarios: 0